lunes, 9 de octubre de 2017

NIÑEZ Y CONCIENCIA


Si llevas la infancia contigo, nunca envejecerás. Tom Stoppard


Los niños son nuestros grandes maestros de felicidad perfecta y amor incondicional. 


Ellos están empezando a descubrir el mundo, a descubrir la libertad, lo que conlleva además, la libertad de arraigarse, de descubrir, de incluso exponerse y equivocarse, pero también de superarse.

La niñez implica el desarrollo tanto cognitivo, como social,  emocional, físico; una retroalimentación constante.


Es en la infancia cuando se producen momentos irrepetibles que quedan marcados en nuestro recuerdo y que muchas veces influencia nuestro destino.

Porque somos todo lo bueno y lo malo que vivimos alguna vez, la sumatoria de experiencias que nos marcaron. 

Precisamente son esos años de inocencia los que nos dejan enseñanzas de una riqueza infinita.

En la niñez todo eso es posible y real, porque en ese mundo de ilusión vive la magia que traemos desde niños ... la que nunca debemos dejar escapar.


Ps. Rocxana Croce P.





viernes, 29 de septiembre de 2017

Armonía interior


La vida es un constante ensayo y error, incluso cuando creemos que sabemos mucho de todo o casi todo, sucede que podemos equivocarnos y sentirnos fatal.

Pero si nos abrimos más a lo que la vida nos ofrece, encontraremos muchas posibilidades para estar bien con uno mismo e incluso ser felices,  basta estar con los sentidos afinados,  en modo de apertura al universo.

Hacer un repaso de las cosas más sencillas como por ejemplo al levantarnos y abrir la ventana, podemos cerrar los ojos y sentir el aire frío oliendo a amanecer que nos despierta y nos recuerda que hoy es un nuevo día con muchas oportunidades.

Porque no es necesario poseer muchas cosas para ser felices, o hacer cosas exageradas o extraordinarias; basta incluso con devolver una sonrisa a quien nos la brinda, o tener un gesto amable con la vecina o con el vendedor del periódico que gentilmente nos alcanza el diario, escuchar una melodía que nos guste, disfrutar del mar, reír, disfrutar de un té, etc.

Indudablemente que recibimos aquello que ofrecemos y sintonizamos con el universo cuando fluimos libremente, sin ataduras o poses, sin rencores o sentimientos negativos que solo entorpecen nuestro paso por la vida.

Busquemos aquello que realmente nos genera bienestar, en nosotros esta la capacidad de elegir tanto  las actividades que nos reportan cosas positivas y sobre todo, rodeándonos de las personas que nos brindan esa sensación saludable de estar bien.

Cultivar pensamientos serenos, ordenados, tener entusiasmo por la vida es la mejor actitud que podemos permitirnos para encontrar las cosas que nos hacen felices.

Ps. Rocxana Croce P.

viernes, 8 de septiembre de 2017

RINOSPLASTIA Y ASPECTOS PSICOLÓGICOS



El cuerpo humano no es más que apariencia, y esconde nuestra realidad. La realidad es el alma.
Victor Hugo.
Diversas son las motivaciones para decidirse por una intervención estética. Posibles accidentes o dificultades de respiración que dificultan el bienestar de la persona. También por problemas emocionales respecto a pacientes que viven acomplejados con su nariz ya sea por ser muy grande o aguileña.

Se sugiere que antes de tomar la decisión de una operación, pasar por un examen o consulta psicológica donde se exponga las motivaciones, deseos, y expectativas que se tengan al respecto. La estabilidad o equilibrio psicológico es un factor gravitante a considerar desde un inicio del proceso.

Si bien la cirugía es una posibilidad para encontrar un cambio frente a un descontento o incomodidad, es pertinente informarse bien sobre el tema. 

Analizar por un lado si esto es movido por un deseo personal de mejorar físicamente o mas bien es por lo que los demás piensen de uno, dándole demasiada importancia a la opinión ajena. 

Es aconsejable además, conversar con personas que pasaron por este procedimiento y escuchar sus experiencias.

Del mismo modo recabar necesaria información en relación al médico especialista, el lugar donde se realizara la operación, los efectos posteriores a la intervención, el nivel de ansiedad posible que pueda generarse. 

Hacer un ejercicio de visualizacion que nos facilite encarar el tema psicológico.

La baja autoestima puede ser una causa para someterse a una operación de estética.  La idea de que no somos aceptados por nuestro aspecto físico, de no sentirnos estimados puede llevarnos a tener la idea fija y terminar en un quirófano.

Las criticas de terceros dijimos también, constituye un factor que puede empujar a una persona a tomar la decisión de operarse.  En este punto, si la persona no aprende a defenderse de las criticas u opiniones, se volverá vulnerable  e indefenso frente a los demás.

Si no se hace un análisis real de aquello que otras personas nos dicen, podemos caer en el juego de dejarnos llevar por nuestras inseguridades y querer "resolverlos" cambiando nuestra imagen.

Si bien la opinión de los demás puede ser importante hasta cierto punto, lo que cuenta es lo que pensamos de nosotros mismos.

Además consideremos nuestras expectativas respecto a la operación, porque si pensamos que con ella se resolverá por ejemplo la timidez, o los problemas de pareja o el rechazo; esta no es garantía de solución.
Mas bien sugerimos recurrir a un psicólogo que ayude a ir desarrollando y superando estos aspectos.

Se detectan a veces conductas obsesivas de perfección, donde no se tolera un defecto ante la belleza física y justamente se recurre a operaciones para arreglar aquello que nos produce inconformidad

Pero esto no garantiza el éxito y es posible que la frustración luego de la operación se apodere de la persona. 

Esto puede llevar a estados de obsesión en algunas personas donde no hay un limite y sí mas bien, una especie de adicción a la operaciones. 

Generalmente el transfondo es psicológico.

Todas estos problemas de falta de seguridad, de sentimientos de rechazo, búsqueda de aceptación, deben ser antes abordados por los especialistas, conjuntamente con un trabajo de profunda reflexión personal.

Ps. Rocxana Croce P.

miércoles, 16 de agosto de 2017

¿Por qué me quitas a mi papá, por qué me separas de él?


"Si la madre permite el acceso al padre, los hijo/as tendrán éxito. Mamá es la vida, papá es el mundo". Berth Hellinger

 FACILITANDO LOS VÍNCULOS PARENTALES
¿Por qué me quitas a mi papa, por qué me separas de él? es un reclamo que una niña le hizo a su madre frente a la ausencia del padre a causa de una reciente separación.

Observamos y palpamos en consulta como la madre queda con muchos sentimientos contrarios de cólera, enojo, frustración ante una separación.  Entonces el hijo o hija crece y por fidelidad a la madre se queda con ella, sin embargo es innegable que también necesita de su padre, esa otra mitad, ese referente importante en su vida.

La madre precisa hacer una reflexión y aceptar que si bien el padre ya no esta con ellos físicamente, entregó parte suya, dio algo de si que es el hijo, porque sin el padre no sería posible haberle dado la vida al hijo.

Si una relación se termina, ya no es pareja, pero si hay de por medio hijos  seguirá siendo el padre o la madre de los hijos, vinculo que hay que reconocer, conservar en lo posible ya que esta de por medio la salud mental de un menor.

La madre tiene que separar su rabia, su indignación y demás sentimientos contrarios para dejar libre el camino de ese vinculo de relación filial que se debe respetar y al cual todo hijo tiene derecho de disfrutar de la presencia de ambos progenitores.

Solo así en el futuro, es posible que la madre reciba el respeto de su hijo porque le estará enseñando que el amor significa también aceptación y comprensión.

 Ps. Rocxana Croce P.


lunes, 7 de agosto de 2017

MUJERES QUE AMAN DEMASIADO


Cuando estar enamorada significa sufrir, estamos amando demasiado.

Cuando la mayoría de nuestras conversaciones con amigas íntimas son acerca de él, de sus problemas, sus ideas, sus sentimientos, y cuando casi todas nuestras frases comienzan con "él...", estamos amando demasiado.

Cuando disculpamos su mal humor, su mal carácter, su indiferencia o sus desaires como problemas debidos a una niñez infeliz y tratamos de convertirnos en su psicoterapeuta, estamos amando demasiado.

Cuando leemos un libro de autoayuda y subrayamos todos los pasajes que lo ayudarían a él, estamos amando demasiado.

Cuando no nos gustan muchas de sus conductas, valores y características básicas, pero las soportamos con la idea de que, si tan sólo fuéramos lo suficientemente atractivas y cariñosas, él querría cambiar por nosotras, estamos amando demasiado.

Cuando nuestra relación perjudica nuestro bienestar emocional e incluso, quizá, nuestra salud e integridad física, sin duda estamos amando demasiado.


Características emocionales:

-Esperan que él reaccione, conservan la esperanza y se esfuerzan para que él cambie.

-Aceptan más del 50 % de la responsabilidad de lo que no funciona en la pareja.

-Su amor propio es bajo, por ello “quedan pegadas” a lo que no funciona ni las hace felices.

-Necesitan controlar a sus hombres y sus relaciones pero lo disimulan bajo la apariencia de ser “útiles”.

-Están mucho más en contacto con sus sueños que con su realidad. 
-No hay atajos para salir del patrón de amar demasiado.

-Cada mujer que ama demasiado, se autoengaña, se dice que su problema no es tan grave. Darse cuenta de que son víctimas, empezar a buscar lo que es bueno para ellas, recorrer el camino hacia la recuperación es todo un desafío. Porque si bien es difícil la vida para toda mujer que “ama demasiado”, más aún lo es el tomar conciencia de su “enfermedad”.


Pasos para la recuperación:

1.    Busca ayuda
2.    Haz que tu recuperación sea la prioridad absoluta en tu vida.
3.    Busca un grupo de apoyo en tu comunidad integrado por pares que te entiendan.
4.    Desarrolla su lado espiritual mediante la práctica diaria.
5.    Deja de manejar y controlar a los demás.
6.    Aprende a no engancharte en los juegos.
7.    Enfrenta con coraje tus propios problemas y defectos.
8.    Cultiva lo que necesites desarrollar en ti misma.
9.    Vuélvete “egoísta”
Comparte con otros lo que has experimentado y aprendido


 Robin Norwood


lunes, 31 de julio de 2017

Pasos para una primera conversación cuando tu hij@ te habla de su sexualidad




1- Asegúrate de que tu hijo sepa que lo amas. Piensa que él (o ella) están luchando tanto como tú, no le hagas sentir peor.

2- Habla con tu hijo. Siéntete orgulloso que confía en ti lo suficiente como para decirte lo que siente, lo que le pasa. Ten un diálogo abierto en el que ambos puedan hacer preguntas y compartir inquietudes. Recuerda, tu hijo probablemente se siente un poco confundido y también muy nervioso. Concéntrate en no juzgar, en no acusar, incluso si el tema te hace sentir incómodo.

3- Recuerda que tu hijo es más que una dimensión de la vida, es un todo que amas y que te ama. Frente a ti tienes a un ser humano por sobre todo.

4- Haz un esfuerzo por aprender acerca de la homosexualidad. Aún en el caso que tu hijo este confundido o poco seguro sobre su definición sexual, infórmate, lee, instrúyete porque así serás capaz de entender mejor los pensamientos y sentimientos de tu hijo. Esto también te dará la posibilidad de mejorar la comunicación.

5- Trata de aceptar a tu hijo. Si tienes problemas para aceptar la sexualidad de tu hijo, considera unirte a un grupo orientado a los padres donde se puede hablar con otros acerca de tus sentimientos y experiencias. Habla con un terapeuta, o un consejero es otra importante opción.

6- Se un defensor ante la familia y amigos. Si presentas a tu hijo con vergüenza o menosprecio, incluso sin necesidad de decir nada, tu familia puede hacer eco de tu actitud o percibir tu incomodidad o nerviosismo.  Trátalo con naturalidad, como siempre; no es un ser extraño ni anormal. Este es un paso positivo hacia la apertura de la mente y la verdadera aceptación tuya y de los demás. Tu propia conducta servirá de modelo.

7- Mantén la calma. No te enojes o sugieras que es sólo una fase y que pasará después. Recuerda que tu hijo puede tener miedo a decirte, o tener la sensación de que los negaras o lo odiaras (incluso).

8- Pregúntale a tu hijo qué significa ser homosexual para él o ella. Para algunas personas, no es una gran cosa. Es sólo un aspecto de lo que son. Para otras personas, es fundamental. Si es sólo un aspecto de lo que son, alentarlo a salir con alguien en repetidas ocasiones y hablar de su orientación puede molestarlos. Si es un aspecto fundamental para ellos, preguntar acerca de la vida sentimental de tu hijo puede ser más que apreciada.

lunes, 17 de julio de 2017

CANTIDAD DE INFORMACIÓN MEMORIZADA



"Una cabeza sin memoria, es como una fortaleza sin guarnición" Napoleón I

La curva del olvido ilustra la pérdida de retención con el tiempo.
Y mucho tiene que ver la intensidad del recuerdo que indica cuánto se mantiene un contenido en el cerebro.  Cuanto más intenso sea un recuerdo, más tiempo se mantiene.

El gráfico típico de la curva del olvido muestra que normalmente en unos días o semanas se olvida la mitad de lo que hemos aprendido, a no ser que lo repasemos y la velocidad con la que olvidamos depende de diversos factores como: 

  • la dificultad de la materia (por ejemplo si es absurdo o tiene sentido)
  • su representación (mediante asociaciones o mnemotécnia) 
  • factores fisiológicos como el estrés y el sueño. 

El ritmo de olvido basal es prácticamente el mismo para todas las personas. La diferencia de rendimiento (p.ej. en el colegio) podría depender de qué representaciones mnemótecnicas (asociaciones) hace cada persona. 

Esto significa que unas personas utilizan su memoria de forma más efectiva que otras.

No nos vendría mal revisar el funcionamiento de nuestra memoria.

Ps. Rocxana Croce P.