sábado, 27 de agosto de 2011

El tiempo


El conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas representa el tiempo, siempre perseguido por el reloj, simboliza burlonamente al hombre que vive obsesionado por los minutos. Refleja las prisas de la vida moderna.
***

Manejar el tiempo en estos tiempos (valga la redundancia) implica dirigir nuestras actividades de un modo efectivo, productivo e inteligente.

Controlar el tiempo y distribuirlo en función a las necesidades y prioridades nos brinda los siguientes beneficios:
  • ayuda a mantener el equilibrio necesario para contrarrestar las presiones a las que muchas veces nos sometemos o somos sometidos por el cotidiano trajín del día a día
  • nos facilita el logro de nuestros objetivos disminuyendo el estrés y cansancio
  • nos permite ser más ordenados en nuestra vida
  • aprendemos a decir "no" cuando sabemos que nos movemos en función de prioridades
  • desarrollamos mejor nuestra capacidad de concentración focalizándonos en determinada actividad
  • ayudamos a nuestra memoria

    Y por último comprendamos que el tiempo sólo puede ser aprovechado o perdido, pero nunca recuperado.

    sábado, 13 de agosto de 2011

    El llanto terapéutico



    No es raro que en la consulta profesional tengamos que enfrentar situaciones donde se pongan a prueba nuestra capacidad de contención necesarias para afrontar un proceso terapéutico.

    El llanto no es ajeno en nuestras casuísticas y es por decirlo de algún modo, un catalizador de las penas y angustias que muchas veces invaden a las personas en medio de un conflicto o una situación difícil y hasta adversa.

    El llanto es una expresión más del alma del ser humano, una forma de aflojar las tensiones y el estrés que el cuerpo en determinado momento necesita para aliviar ese peso que quiebra la postura.

    Permitir al paciente dejar correr sus lágrimas es dejar que evidencie sus emociones y sentimientos más profundos.  El no hacerlo cuando se sienta la necesidad, es entorpecerse uno mismo el proceso y bloquearse emocionalmente sin llegar a comprenderse.

    A veces es necesario "desnudarse" y dejar libre nuestro propio Yo para ver las cosas con más claridad y recuperar el equilibrio.

    Beneficios del llanto:
    • Libera el estrés
    • El cuerpo se relaja
    • Disminuye la presión sanguínea
    • Permite conocernos mejor

    sábado, 6 de agosto de 2011

    "Ideas Fijas"

    Existen eventos que forman parte de nuestra vida diaria pero que en algún momento pueden tornarse nocivos, llegando a afectar nuestra salud física y mental. 

    Preocuparnos toda una semana por una moneda de 5 soles que resultó ser falsa al recibir un vuelto, termina siendo un gran dolor pudiendo generar incluso un sentimiento de culpa.
    Esto nos lleva a un bloqueo mental, el cual no permite ver las cosas en su real magnitud.



    Proponemos cambiar la perspectiva de ver los hechos:
    • analizar objetivamente el hecho.
    • identificar mis pensamientos.
    • descifrar mis emociones.
    • concluir en una respuesta acorde con el episodio.
    Esto nos llevará a facilitar la resolución de diversas situaciones que se nos pueden presentar en la vida cotidiana.

    martes, 2 de agosto de 2011

    Problemas de sueño en los niños


    La falta de sueño afecta la actividad cerebral, modificando el nivel de memoria, lenguaje y el proceso de solución de problemas. La excesiva pérdida de sueño, contínua o fragmentada, es acumulativa trayendo como resultado problemas durante el día.
    Algunas consecuencias de los problemas de sueño en los niños pueden ser:
    Afecta el estado de ánimo.
    Falta de atención y concentración.
    Irritabilidad y ataques de ira.
    Intranquilidad.
    Impulsividad.
    Efectos negativos en la secresión de la hormona del crecimiento.
    Debilitación del sistema inmunológico.
    Bajo rendimiento escolar.
    Para contrarrestar todo esto podemos:
    Desarrollar hábitos de sueño, fijar una hora determinada para dormir
    y media hora antes dejar un lapso de tranquilidad.
    Evitar el consumo de cafeína, gaseosas, carnes, quesos, chocolate y azúcar refinada.
    Evitar que el niño tenga la televisión en su habitación o que se quede en cama viendo la misma.
    Proporcionarle un ambiente cálido y confortable para dormir.