sábado, 28 de abril de 2012

El poder de la Lectura



El papel de la familia es crucial para incentivar en los niños a amar la lectura y que sea una herramienta para poder ser capaces de cuestionar, opinar y desarrollar su propio criterio.
La superación personal va de la mano:
El HÁBITO de la lectura permite que las personas desarrollen habilidades interpersonales como: enfrentar situaciones conflictivas, tener más facilidad para expresarse, conversar con sus compañeros, incrementar el vocabulario y superar su timidez.
Según Anderson y Pearson, la comprensión tal y como se concibe actualmente, es un proceso a través del cual el lector elabora un significado en su interacción con el texto, que se deriva de sus experiencias acumuladas cuando son decodificada las palabras, frase, párrafos e ideas del autor.
Proponemos:
☼ Para formar el HÁBITO, leer diariamente y en el mismo horario, si es posible destinar unos 10 a 15 minutos.
Adecuado nivel de atención y concentración
Respetar ese tiempo de lectura (no televisores, ni celulares, ni visitas, ni ningún tipo de distracciones o interrupciones)
Buena iluminación y ambiente adecuado (cero distractores)
Mantenerse activo: leer, identificar lo importante (ideas principales, secundarias), subrayar, esquematizar, contrastar ideas, preguntarse sobre lo leído con la mente activa y despierta.
Tratar de leer con una mente abierta, no adoptar prejuicios frente a ciertos libros o temas
Busca en el diccionario aquellas palabras que no conozcas su significado
En una sociedad en la que la producción de conocimientos es vertiginosa, la información nos llega al instante, por tanto se hace necesario poder procesar grandes cantidades de información, rápidamente y con efectividad.
La lectura eficiente es la gran herramienta para hacerlo. Y de una lectura eficiente, se deriva una escritura eficiente y un vocabulario enriquecido.
R.C.