lunes, 28 de abril de 2014

PARRICIDIO

Edipo estaba destinado a matar a su padre y a casarse con su madre. Sus padres trataron de prevenir este evento enviándolo lejos cuando era un niño, aunque una vez adulto Edipo conoció a un hombre al que dio muerte en una pelea, sin saber que era su padre, cumpliendo así la profecía.


Qué pasa por la cabeza de un hijo o hija para cometer un acto criminal y terminar con la vida de un progenitor.

Si bien el parricidio es un delito poco frecuente estadísticamente, no deja de conmocionarnos y llamar nuestra atención.

Llegar a cometer un delito de tal magnitud hace evidente que hay un bajo nivel de culpa, por tanto no hay arrepentimiento.

Los parricidas son personalidades antisociales, egocéntricas, transgresores, que no toman en cuenta los derechos de los demás. Tienen dificultad en el control de sus impulsos (no preveen las consecuencias), con baja tolerancia a la frustración, siendo fríos e insensibles frente a los sentimientos de los demás. 
Cognitivamente incluso pueden ser inteligentes, pero al mismo tiempo mienten, saben engañar, son crueles  y tienen evidentes dificultades con las normas sociales e incapacidad para hacerse una autocrítica.
Difícilmente pueden convivir en la sociedad.


En el parricidio influye el papel genético, hay una predisposición, lo que no significa que se desencadene  sí o sí un hecho criminal.

También esta  el contexto familiar y social donde la persona se desenvuelve, con estilos de crianza punitivos en base a maltratos físicos o psicológicos, cuando ha sido objeto de castigos, humillaciones; o cuando los progenitores han sido demasiado permisivos, con poca autoridad, puede llevarlo a  acabar con la vida de sus padres.  Además, las actividades de divertimento generalmente con contenidos violentos, frívolos o superficiales hacen que estas personas se alejen de los demás y actúen sin ética ni moral. 

PREVENIR
Es necesario que dentro del hogar y en la escuela se desarrollen espacios de mayor acercamiento afectivo donde no se dejen de trabajar los VALORES tan importantes como referentes para afrontar la vida, en base al cariño, el respeto por la familia y comunidad en general. 

R.C.