lunes, 22 de febrero de 2016

GESTIONAR NUESTRO PRESENTE



No nos afecta lo que nos sucede, sino lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede. Epícteto.

La vida es una asignatura  que no podemos dejar en pendiente. Escuchamos muchas veces en la consulta, que la persona frente a sus errores, los describe como fracasos en la vida, sin considerar que más bien son parte del aprendizaje en la vida, la oportunidad de reparar aquello que no se hizo de mejor manera.  Da incluso la impresión de que se anclaran en darle vueltas al pasado cuando en verdad lo que tenemos al frente es nuestro PRESENTE, el regalo que nos permite cambiar o dar otra interpretación a las situaciones.

Frases como "mejor hubiera hecho ésto o aquello", "por qué no dije lo otro", "y si mejor no hubiera ido", etc. son muestras que estamos en constante recriminación y renegando incluso por lo que pasó o no se hizo. Así la vida pasa y nosotros no aprovechamos para darle otro matiz o encarar las cosas con mejor talante.

Definitivamente que muchas veces atravesamos circunstancias en la vida que no son las mejores y no nos ayudan a tomar mejores decisiones, pero no podemos pasarnos la vida en el lamento. Mas bien ayuda reconocer lo sucedido, aceptarlo para luego seguir construyendo la tarea de la vida y no dejar pendientes, con la idea de que ésto nos va a facilitar una mejor forma de vida, viviendo en el presente, apreciando las pequeñas cosas de la vida. Y recordar que el pasado solo se trae al presente para no volver a cometer los mismos errores, como aprendizaje, para luego centrarnos en el Aquí y el Ahora.


Ps. Rocxana Croce P.